...

...
Yardan








Copyright © Yardan
El sexo es la ecuación perfecta porque la mujer eleva el miembro a su máxima expresión, lo encierra en un paréntesis y le saca el factor común.

Anónimo

Seguidores




Ayer por la tarde salí a comprar unos pasteles para llevar por la noche a la cena del ascenso de Marta. Me encaminé a la única pastelería que había en varias manzanas por lo que no me extrañó que estuviera llena de clientes. El local era bastante pequeño por lo que estábamos bastante apretujados y la rubia que tenía delante parecía una prolongación de mí. Cada uno de sus movimientos era recibido por mi entrepierna con una pequeña convulsión.

 La tienda se fue vaciando conforme despachaban las dependientas , pero la rubia no se despegaba de mi, a pesar de comenzar a tener espacio. En esos instantes ya tenía una erección completa que era retenida por los slip que decidí ponerme esa mañana. de repente note su mano en mi pierna que poco a poco se fue trasladando a dónde estáis todos pensando, si me agarró el paquete! y yo sorprendido no hice absolutamente nada, me deje hacer. Notaba como su respiración se agitaba y el característico olor de su excitación mezclado con su perfume. la siguiente por favor dijo fatídicamente la dependienta rompiendo la atmósfera creada, una vez la atendió ella salió de la tienda y allí maldije mi timidez por no retenerla. Pero me quedaban los pasteles.

Al salir la vi en frente mirándome, me estaba esperando así que encajé mi mejor sonrisa y sin dejar de mirar sus preciosos ojos verdes cruce la calle hasta llegar a ella. No le dije ni una sola palabra solo la tome de la cintura y me adentré en el callejón.

Cuando llegamos al final donde la oscuridad nos encubría violentamente la empuje contra la pared de ladrillos subiéndole la falda y arrancándole las braguitas de encaje mientras encuadrado en su liguero observé cómo palpitaba su vulva, sin preaviso introduje dos dedos en su vagina que estaba completamente húmeda así que bajándome la cremallera casi rompiendo mi slip mi verga salió complemente erecta y dura para introducirse sin compasión en su sexo mientras lanzaba un gemido profundo que se fue transformando en pequeños gritos contenidos. la penetraba lentamente y una de las veces se salió así que aproveché para intentar entrar en su culito, para mi sorpresa no hubo resistencia estaba demasiado excitada por lo que comencé a entrar despacio, muy despacio, entonces ella, que hasta el momento no había pronunciado ni una palabra me pidió "fuerte hazlo muy fuerte ! destrózame el culito, reviéntame como a una perra hazme sólo tuya" y empecé a empujar salvajemente mientras ella arañaba la pared con sus uñas que se iban destrozando a cada embestida, que era recibida por un grito de placer mientras me ofrecía cada vez más su culito. Mi verga estaba completamente hinchada y cada convulsión hacía que ella la notara completamente hasta que comencé a correrme... la fui sacando poco a poco de manera que mi semen fue resbalando hasta su vagina. Se giró se la metió en la boca y comenzó a lamérmela recogiendo las últimas gotas de semen que salían de ella...

De repente se retiró, se bajo la falda y se atusó, saco de su bolso un pintalabios y se arregló un poco, me guiñó un ojo y se fue hacia la salida del callejón. Cuando quise reaccionar estaba montando en un descapotable rojo conducido por un tipo atlético con sonrisa de anuncio. Ella dejó caer un papel al suelo y el deportivo arrancó dejando la goma en el asfalto...

No se por qué tengo la extraña sensación de que  volveré a encontrármela...

Safe Creative #1001245376232

0 comentarios: